Viruela del mono (I)

 

Existe un brote de viruela del mono en países donde no se había encontrado afectados de esta enfermedad.

En julio de 2022, la OMS declaró el brote de viruela del mono como emergencia de salud pública de importancia internacional.

La viruela del mono, también conocida como viruela símica es una zoonosis, es decir, una enfermedad que es trasmitida a través del contacto con animales, por lo general roedores y primates en zonas endémicas de esta enfermedad, África central y occidental. También se transmite por contacto directo con fluidos corporales de una persona infectada o por contacto con objetos contaminados por esos fluidos. También existe la posibilidad de contagio por las gotas respiratorias en contactos prolongados y estrechos.

Es una enfermedad vírica que produce fiebre, cansancio, inflamación de los ganglios linfáticos, lesiones de tipo pústula en la piel, en algunos casos lesiones oculares y de forma rara y más grave, problemas respiratorios.

Los síntomas pueden durar de dos semanas a un mes, las lesiones suelen desaparecer por si solas, empiezan como lesiones en la piel similares a granitos que luego se llenan de líquido, algunas se abren, luego se hacen costras en las lesiones y acaban por caer.

El tratamiento es sintomático, es decir, se tratan los síntomas que esta enfermedad puede ocasionar, incluyendo fiebre, dolor de cabeza, agotamiento, picor o dolor en las lesiones… Deben evitar rascar las lesiones y están recomendados los tratamientos farmacológicos para evitar su rascado.

A principios del año 2022, se aprobó un medicamento antiviral específico para la viruela del mono que aún se está evaluando.

El periodo de incubación de la enfermedad varía entre los 5 a 21 días y la persona puede contagiar desde el inicio de los síntomas.

La persona afectada contagia hasta que las lesiones se cubran de costras y estas costras se hayan caído, dejando la piel sin lesión.

El contagio entre personas sucede con un contacto estrecho, incluyendo el sexual con una persona contagiada. Requiere de un contacto directo para el contagio.

Los pequeños y las personas inmunodeprimidas son especialmente vulnerables a esta enfermedad.

Las personas vacunadas de viruela tienen una protección ante esta enfermedad, pero esta vacuna se dejó de administrar en los años 80, año en la que se declaró enfermedad erradicada, por lo que la población más joven no está vacunada. La vacunación no te otorga inmunidad total, por lo que debemos seguir protegiéndonos ante ella.

En un próximo vídeo hablaré de qué hacer si has estado en contacto con un caso, si presentas síntomas y sobre la vacuna actual de la viruela.

Actualizado a 18-09-2022

 

https://www.who.int/health-topics/monkeypox/#tab=tab_1

https://salutpublica.gencat.cat/ca/ambits/vigilancia_salut_publica/MDO/mdo-a-z/Verola-del-mico/

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/monkeypox

https://www.paho.org/es/noticias/7-7-2022-viruela-mono-lo-que-hay-que-saber-para-prevenirla-diagnosticarla-evitar-infectar

 

La entrada Viruela del mono (I) se publicó primero en El Blog de Rosa.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.