Transferencia del paciente crítico

Atendiendo a peticiones, esta vez desde la Unidad de Reanimación de un hospital de Murcia donde necesitaban una infografía para realizar una transferencia del paciente crítico de forma segura y sin olvidar ningún paso.

Definición de traslado intrahospitalario:

Traslado de un paciente a otra unidad hospitalaria, de manera puntual o momentánea, proceder a una prueba diagnostica (rayos, TAC, etc.) o de intervención (ej. quirófano), siempre que se realice en el interior de las instalaciones hospitalarias donde se encuentra el paciente ingresado.

Etapas:

  1. Etapa pretraslado: informar al paciente y/o familia sobre la necesidad, riesgos y beneficios del traslado.
  2. Traslado del paciente: desde la unidad de ingreso a otra unidad o a la realización de una prueba complementaria/diagnóstica. Aquí el personal acompañante es el encargado de velar por la seguridad del paciente y la identificación precoz de cualquier alteración en el estado del paciente.
  3. Recepción del paciente en la unidad donde estaba el paciente ingresado: llegada del paciente a la unidad desde donde partió, recepcionado por el personal de la unidad.

Incidentes críticos durante el traslado, algunos ejemplos:

  • Desconexión temporal de la monitorización (ECG, pulsioxímetro, etc.)
  • Alteraciones fisiológicas como hipo o hipertensión.
  • Consecuencias de un paciente poco sedado como movimientos, agitación, desadaptación.
  • Respirador mal funcionante o balas de oxígeno vacías.
  • Falta de coordinación con el servicio receptor.
  • Desconexión o salida de catéteres o sondas.
  • Extubación accidental.
  • Bombas de perfusión sin batería.

Por ello, es importante elaborar un protocolo de actuación, definir las principales funciones de cada componente del traslado y esquematizar dicho protocolo (ej. infografía) para la correcta comprensión e interpretación de todo el personal implicado en el traslado intrahospitalario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.