Prevención de la muerte súbita del lactante: desde la Maternidad hasta el Centro de Salud

La muerte súbita del lactante (SMSL) es » la muerte súbita de un niño menor de un año de edad que ocurre aparentemente durante el sueño y pue permanece sin explicación después de la realización de una minuciosa investigación post mortem, que incluye la práctica de la autopsia, el examen del lugar del fallecimiento y la revisión de la historia clínica».

Con la incorporación de las EIR de Pediatría en nuestro hospital, el año pasado, empecé a impartir, dentro de la «Mañana formativa EIR Pediatría: Educación y promoción de la Salud» la clase «Prevención de la muerte súbita». ¿Por qué? porque los profesionales que trabajamos en Atención Primaria y Hospitalaria debemos realizar educación para la salud sobre su prevención a las familias; ya que aunque en los países desarrollados la incidencia es baja, es la principal causa de muerte durante el primer mes y primer año de vida y por ello, quizás es uno de los temas que más miedo causa a las familias. Además, alrededor del 95% de las muertes se asocia a uno o más factores de riesgo que, en muchos casos, son modificables. Por ello, PrevInfand, dentro de su «Guía de actividades preventivas por grupos de edad», recomienda incorporar en las revisiones de salud (1 semana-1mes, 2-4 meses y 6 meses de vida) consejos sobre la prevención de muerte súbita. 

Uptodate, en su sumario de evidencia ,«Síndrome de muerte súbita del lactante: factores de riesgo y estrategias de reducción de riesgo», recomienda las siguientes medidas:

  • Todos los bebés, incluidos los que han nacido prematuramente (mayores de 32 semanas), cuando duerman, se deben poner en supino (boca arriba) (Grado 1B). No se recomienda que duerman de lado.
  • Deben dormir en una superficie firme, diseñada específicamente para bebés (cuna o moisés) sin almohadas, peluches u otros objetos blandos; protectores de cuna; mantas u otra ropa de cama suelta; ropa excesiva; o posicionadores para dormir (Grado 1B). No deben dormir en un colchón de aire/cama de aire.  
  • No deben compartir la cama (Grado 1B), aunque se recomienda que compartan la habitación con un adulto.
  • Las madres deben de evitar fumar durante el embarazo. La exposición del bebé al humo, probablemente también aumente el riesgo.
  • La lactancia materna y el uso del chupete durante el sueño pueden ayudar a prevenir el SMSL.

También nos informa sobre cómo proceder en los hospitales para prevenir el SMSL:

  • Prevención y cuidados perinatales: inmediatamente tras el nacimiento, se debe poner al niño piel con piel con madre. Durante el piel con piel y la lactancia materna, los profesionales de la salud deben de instruir y vigilar que el recién nacido tenga la cara despejada, que no estén obstruidas las vías respiratorias y que la madre esté alerta (ver AQUÍ). Posteriormente, deben colocarse en decúbito supino en la cuna. También recuerda que la promoción de prácticas seguras durante el sueño en la Maternidad, aumenta la adherencia materna a  recomendaciones.
  • Estas recomendaciones también deben ser implementadas en las unidades de hospitalización donde haya lactantes ingresados.
Bibliografía:
Corwin MJ. Sudden infant death sydrome: Risk factors and risk reduction strategies. En: UpToDate, Post TW (Ed), UpToDate, Waltham, MA. (acceso el 24 de abril de 2022).

Otras entradas relacionadas:


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.