El estreñimiento en el niño

Se considera que un niño está estreñido cuando hace deposiciones muy duras o no defeca con asiduidad. El diagnóstico como tal siempre lo realizará un profesional.

La dieta inadecuada y los hábitos incorrectos (aguantarse las ganas de defecar repetidamente o no intentar defecar todos los días) constituyen las causas principales del estreñimiento infantil.

 

¿FACTORES RELACIONADOS?
  • Apreciación errónea: el concepto erróneo sobre la idea de que se tiene que defecar todos los días
  • Barreras arquitectónicas/ropa: indagar sobre dificultades del entorno y de la vestimenta (facilidad con la que puede llegar al baño y desprenderse de la ropa: botones, cierres de difícil manejo…)
  • Cambios de comportamiento: cambios de ánimo; detectar si existe miedo a la defecación.
  • Cambios recientes: indagar sobre cambios de horario, falta de intimidad, cambio de lugar o de dieta, estrés (nacimiento de hermano, por ejemplo).
  • Inhibición del reflejo: averiguar la falta de respuesta habitual a la urgencia de defecar, si no utiliza el WC del colegio o públicos por problemas de limpieza o de intimidad.
  • Malos hábitos alimenticios: respecto a la ingesta de líquidos, fibra y cantidad de alimentos ingeridos en la comida.
  • Poca actividad: en cuanto a un estilo de vida sedentario o con poca actividad/ejercicio.
  • Posición incorrecta: averiguar si la posición de defecar es correcta.  Muchas veces, los niños utilizan los inodoros de adultos y no tocan el suelo con los pies. Esta posición es importante para poder hacer fuerza en el acto de defecar, por lo que habría que utilizar taburetes, inodoros u orinales adecuados a la complexión y edad del niño.

 

¿QUÉ SE DEBE HACER EN CASA?
  • El niño debe sentarse en el retrete para intentar defecar todos los días a la misma hora, mejor después de alguna de las comidas (después del desayuno).
  • Debe permanecer sentado de 5-10 minutos, siendo consciente de lo que está haciendo,
  • Hay que enseñarle que no debe aguantarse las ganas de ir al baño cuando sienta el deseo.
  • Atención a las ventosidades, muchas veces son la antesala a la defecación.
  • Se debe insistir en la dieta saludable, en el ejercicio físico regular y en una buena higiene
  • Tener paciencia, paciencia y paciencia.

 

¿CUÁNDO DEBE CONSULTAR EN UN SERVICIO DE URGENCIAS?

El estreñimiento debe ser controlado por su pediatra, salvo que se produzca alguna de las situaciones siguientes, en las que se recomienda acudir a urgencias:

  • Dolor abdominal.
  • Si aparece sangre en las heces.
  • El niño vomita muchas veces, no tolera sólidos, ni líquidos.
  • Si encuentra a su hijo muy decaído y se queja mucho.

 

Maite Vázquez Soriano
Tamalai Munárriz Granado
Enfermeras del Consejo Sanitario. Servicio Extrahospitalario de Urgencias de Pamplona.

 

Fuentes

  • Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP)
  • Societat Catalana de Digestología: Información para pacientes, Estreñimiento.
  • Osakidetza Servicio Vasco de Salud. Planes de Cuidados de Enfermería en Atención Primaria. Guías para la práctica en pediatría.

 

Foto: Pixabay/Alexas_Fotos

La entrada El estreñimiento en el niño se publicó primero en Palabra de enfermera.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.