Acabemos con el dolor: «Sedoanalgesia en las unidades Neonatales»

No es la primera vez que hablamos del dolor en este blog y es que, en ciertas ocasiones,  su manejo sigue siendo un desafío en el ámbito de la neonatología.

Nunca se debe olvidar que aunque los neonatos no sean capaces de expresarnos con palabras su dolor, lo sienten y les afecta considerablemente. De hecho, les produce alteraciones fisiológicas, hormonales, metabólicas y conductuales, que debemos aprender a reconocer.

Hoy compartimos el artículo Sedoanalgesia en unidades neonatales, publicado en Anales de Pediatría, donde se abordan puntos tan esenciales de este tema como los siguientes:

Debemos utilizar siempre escalas validas para evaluar y registrar el dolor en las unidades. 

También es esencial estandarizar y protocolizar el manejo del dolor para garantizar la calidad y seguridad de nuestros cuidados y optimizar su control, incluyendo tanto el tratamiento farmacológico como el no farmacológico y unas medidas generales entre las que se encuentran:

  • La evaluación rutinaria del dolor
  • Eliminar o disminuir los estímulos dolorosos
  • Fomentar la presencia y colaboración de los padres
  • Prevenir y reducir el dolor agudo, utilizando analgesia farmacológica y no farmacológica anticipadamente.

Os recomiendo que reviséis y tengáis a mano la tabla que incluye este artículo con las principales recomendaciones farmacológicas y no farmacológicas a adoptar en los procedimientos y situaciones específicas más frecuentes en neonatología:

  • Punción de talón
  • Extracción venosa/inserción de catéter intravenoso
  • Extracción de sangre arterial/ inserción de catéter arterial
  • Canalización de vía central
  • Inserción de catéter umbilical o periférico
  • Inyección subcutánea/intramuscular
  • Técnicas de administración de surfactante
  • Aspiración endotraqueal
  • Ventilación mecánica
  • Colocación de drenajes
  • Sondaje gástrico o vesical
  • Exploración de fondo de ojo
  • Hipotermia terapéutica
  • Retirada de catéter/ tubo de tórax 

Seamos conscientes de la importancia del dolor y sus consecuencias en cada uno de los procedimientos y cuidados que apliquemos a los neonatos prematuros y a término. Y nunca  olvidéis que todos los profesionales que trabajáis en las unidades neonatales, pediatras, enfermeras, TCAES, fisioterapeutas… podéis y debéis acabar con ese dolor, o al menos debéis siempre intentar disminuirlo.

 Link artículo: Sedoanalgesia en las unidades neonatales

Bibliografía:

M.G. Espinosa Fernández, N. González-Pacheco, M.D. Sánchez-Redondo et al., Sedoanalgesia en las unidades neonatales, An Pediatr (Barc)., https://doi.org/10.1016/j.anpedi.2020.10.007


Otras entradas similares:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.