3 Tips para la sutura con grapas en base a un caso clínico

Tabla de contenidos

Caso clínico herida inciso contusa en la cabeza cerrada con grapas.

Imagínate que estás trabajando y te llega esta lesión:

A primera vista vemos que es una herida en la parte trasera de la cabeza.

En base a la herida que ha sufrido esta persona vamos a dar algunos tips, por si te toca abordar una lesión como esta.

Este caso lo ha resuelto y compartido nuestra compañera Itziar, experta en sutura y cirugía menor por el grupo que tenemos de alumnos.


 Para comenzar, vamos a obviar el tema de la valoración del contexto y nos vamos a centrar en lo que vemos en la herida.


En este caso vemos una lesión líneal, con los bordes regulares.

Vemos la dermis completamente rota, podemos volver a juntar, por lo que va a ser de elección el cierre por primera intención.

Tip 1: ¿Con qué cerramos?

  • Hilo y aguja.
  • Puntos de aproximación.
  • Pegamento quirúrgico.
  • Grapadora.



Vamos a descartar los puntos de aproximación porque con el pelo no pegarían.

El pegamento quirúrgico también porque con el pelo sería una locura.

Nos queda el hilo y la aguja y la grapadora.

Nos vale cualquiera de las dos.


En este caso, se eligió la grapadora.

Me parece una herida ideal para ello, es una herida en la zona de la cabeza, hay pelo suficiente, aproxima muy bien, no es muy profunda, mantiene la alineación al traccionar para cerrarla, así que grapas, genial.

Una de las ventajas de la grapadora es que es rápida.

Tip 2: ¿Rasuramos el pelo o no rasuramos?


El rasurado bajo la evidencia disponible actual no se recomienda.

Entonces ¿Qué hacemos?

Siempre que se pueda mantener el pelo y apartarlo.

Si eso no es posible, recortar con tijera o recortadora desechable.


Tip 3: ¿Cómo afrontamos la lesión con la grapadora para que quede perfect?


Una de las problemáticas de la grapadora es conseguir mantener la alineación, es decir juntar el punto exacto de un borde con el del otro.

Yo siempre recomiendo en general la técnica de halving o técnica de mitades.

De esta forma, colocamos la grapa en la mitad de la herida.

Para ello:

  1. Traccionamos la herida con los dedos para cerrarla.
  2. Colocamos la grapa en el medio.


Ahora tenemos la herida dividida a la mitad, localizamos la mitad de las partes que nos quedan y damos una grapa en cada mitad.

Tal que así:

Con esto hemos conseguido garantizar la alineación y por tanto un cierre de calidad.

Ahora seguiríamos cerrando por mitades hasta que la herida no se abra al traccionar.

Un trabajo fantástico.

Tip Extra: Anestesia.

Anestesiar en la cabeza a veces cuesta un poco porque es como que no sale el líquido.

Un truco es utilizar la técnica low-pain y utilizar un calibre de aguja más grueso.

Un calibre mayor facilita un poco que el anestésico salga adecuadamente.



¿Qué tienes que saber para la práctica?

 

  1. Opciones de cierre de heridas: Puedes usar hilo y aguja, puntos de aproximación, pegamento quirúrgico o grapadora. En las heridas del cuero cabelludo, la grapadora puede ser una buena alternativa al hilo y aguja en algunos casos. Casi siempre desecharíamos como primera opción o única el pegamento y los puntos de aproximación.
  2. No rasurar el pelo: La evidencia actual sugiere que no debes rasurar el pelo al tratar heridas en la cabeza. Intenta apartarlo o recórtalo si es necesario.
  3. Técnica de halving para alinear la herida: Asegúrate de que los bordes de la herida se alineen correctamente. Utiliza la técnica de halving para garantizar un cierre de alta calidad.
  4. Uso de anestesia: En el cuero cabelludo, la anestesia puede ser complicada. Considera el uso de un calibre de aguja más grueso para facilitar la salida del anestésico.



El uso de la grapadora tiene que ser una decisión.

Repito una decisión.

No que la utilicemos porque no sabemos suturar que es como se suele usar por desgracia.



Porque aunque el manejo de la grapadora parece sencillo, dejar buenos resultados con ella no lo es.

Además, su uso se limita a heridas muy concretas, del estilo a la que hemos visto hoy.

En otras va a ser superior la sutura con hilo y aguja.



Si nosotros fuéramos el paciente o si lo fuera alguien a quien queremos no nos gustaría que simplemente se intentase con nosotros apañar el momento cierre y quitarnos el marrón.

Nos gustaría que lo hicieran lo mejor posible cumpliendo dos premisas principalmente: que no duela y quede bien.


Es normal que a muchos nos genere inseguridad tener que suturar, no tenemos mucha formación al respecto.

Quizás en tu caso si la tienes, o no, no lo sé.

El caso es que si quieres hacer el mejor curso de sutura que hay  y encima desde tu casa, te animo que le eches un vistazo a esta formación.

Haz clic aquí para saber más.


Este curso básico te va a permitir defenderte con la sutura.

Esta acreditado.

Acceso premium al contenido y a las actualizaciones.

 

 

Bibliografia

The post 3 Tips para la sutura con grapas en base a un caso clínico appeared first on Enfermeria Evidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *